martes, 13 de mayo de 2008

RETALES [DE VIDA]


Señores de cierta edad parados delante de coches que no arrancan o de los que han perdido las llaves o la valentía para llevarlos, observándolos como si con ello dejaran escapar los últimos resquicios de su alegría de vivir.

Una madre –ya no tanto como su madre lo fue pero aún- joven escucha a su bebé –ya no tan pequeño- balbuceando el idioma del futuro e intenta comprender algo y avisarle de que el tiempo lo abrasará cuando ella ya no pueda protegerlo.

Estadísticas jamás publicadas dirán que los badulaques de mi ciudad gestionados por paquistaníes pierden un 60% de ventas, debido a las recientes detenciones de compatriotas suyas relacionadas con atentados suicidas jamás cometidos.

El grupo británico Radiohead consigue que media Humanidad los escuche o hable de ellos por, como diría Leonard Cohen, “trying to change the system from within”. En estos tiempos oscuros, ¿ el tuerto es el rey ?

Una profesora británica que, ejerciendo en Sudán, permitió que un alumno suyo llamara Mahoma a un peluche y fue expulsada del país por ello, quiere ahora demostrar que Dios es como un peluche en manos de la Iglesia.

Por desgracia, la posibilidad de una isla a la que alude el escritor francés Michel Houllebecq en su último libro, se ha convertido en otra de esas cosas que sólo los ricos se pueden pagar. Mientras, en las ciudades, se hace cada vez más imposible hacer realidad la metáfora porque el amor se esconde bajo el bullicio y esta extraña soledad multitudinaria en la que habitamos no permite hacer fluir los sentimientos con naturalidad.

2 comentarios:

david dijo...

Joder nene... ya me lo he leído no sé cuántas veces. Es de lo mejor que te he visto escribir, desde el fondo de tu mente y del corazón. Qué dura es la vida! Cuántas veces he pensado si realmente lo que vivimos es el infierno (santos varones esos tipo de Tannhauser...!)

down on my knees once more

elextrañolectordeblogs

Javier dijo...

La imposibilidad de una vida, diría yo...